MI FELICITACIÓN

Ayer fue mi cumpleaños!! Un día para celebrar por todo lo alto, que estoy aquí! Vivita y coleando! Muchas personas me habéis felicitado, no sé cómo daros las gracias, porque lo digo de corazón, me he sentido más querida que nunca! Aunque tengo una espinita clavada en mi corazón, difícil de sacar. Por segundo año, Mi Felicitación, no ha llegado. Esa, que llegaba a primera hora de la mañana, cada año. Siempre a la misma hora, con esa puntualidad inglesa que le caracterizaba. Madrugador como él sólo. Cómo le gustaba levantarse temprano y despertarme, decía que la vida había que vivirla y no se podía perder el tiempo en un sofá o durmiendo en la cama...  Cuántas veces me llamaba bien temprano, simplemente para darme los buenos días, ser el primero en hablar conmigo y recordarme tooodo lo que tenía que hacer en el día! Con él, nunca necesitaba agenda, ni apuntar las cosas que me quedaban pendientes de hacer en el bloc de notas de el móvil, que hoy, tengo a rebosar!


Estoy hablando de mi padre. Un padre al que echo de menos cada día. Al que me gustaría preguntarle taaaantas cosas... saber lo que piensa sobre ésto o lo otro. Muchas veces me rompo la cabeza intentando averiguar, sin encontrar respuesta, qué es lo que él me hubiera dicho, qué me hubiera aconsejado o qué cara habría puesto cuando le contara que...

No contaré con él de la manera que me tiene, o mejor dicho, me tenía acostumbrada, pero sabéis qué os digo? que he tenido la gran suerte en mi vida, de tener a un PADRE con mayúsculas! Un padre que no lo pudo hacer mejor. Me llena de orgullo poder decir, con la cabeza bien alta, que soy hija de Carlos Blanco! Un hombre de los pies a la cabeza, de palabra (algo que ahora, por desgracia, parece que está en peligro de extinción), leal y fiel, amigo de sus amigos, excelente marido y un padre como la copa de un pino!

Un padre, al que espero volver a ver cuando llegue mi momento. Mientras tanto, me reúno con él en mis sueños más profundos que parecen reales, le huelo en el rincón más insólito como si acabara de pasar por ahí justo, en ese momento. Lo siento en el Sueve, en mi Isla dorada, y lo más importante, lo siento en mi corazón.

Y es que el amor de un padre a una hija o el de una hija a su padre, es inexplicable, mágico. Una conexión especial entre ambos inquebrantable y que queda grabado a fuego, ocurra lo que ocurra. Una admiración y un amor, que veo ahora en mi hija cuando mira a su padre y a su padre,  cuando está con su hija. Confieso que muchas veces los observo sin que ellos se den cuenta, y de verdad, no hay cosa más bonita!

TE QUIERO PAPÁ!! Y a mi marido, con el que tengo la suerte de hacer hoy, precisamente hoy, cuatro años de matrimonio, FELIZ DIA DEL PADRE Y FELIZ ANIVERSARIO, por muchos más!




2 comentarios:

  1. Me ha encantado tu post, qué emotivo. Siento muchísimo la ausencia de tu padre pero como bien explicas siempre le llevas contigo. Muchísimas felicidades por el aniversario, que disfrutes mucho del día. Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la entrada y las fotos son preciosas.
    Feliz aniversario guapísima

    Un besín

    ResponderEliminar