BAJO UN MANTO BLANCO

Bajo un manto blanco se han despertado en muchos lugares ésta semana en Asturias. Nieve y hielo que se confundían y se encontraban en cada rincón que miraba.
Casas con sus tejados congelados.



Barandillas, repletas de nieve en las que no querías apoyarte por miedo a romper esa "magia" que había en ellas.


Coches, totalmente cubiertos por un manto blanco, del que sólo podías distinguir sus parabrisas. 


Caminos vírgenes en los que dejaba mi huella y me imaginaba que sólo yo los había pisado por primera vez.



Bancos en los que era imposible hacer un descanso porque ya estaban ocupados. 


Ventanas castigadas por el paso del tiempo, pero que servían para hacer un alto en el camino.


 Árboles y plantas que te sumergían en un mundo paralelo.




Y templos que parecían ser los únicos en pie en ese mundo de cristal.

Fotos: Por mi Balcón 

Un  paseo corto pero intenso por Pajares. Un día como otro cualquiera para sus habitantes y un día único, especial y mágico para mi.

Buen fin de semana! Descansad, pero sobre todo, desconectar!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario